“ DEL CERDO, HASTA LOS ANDARES “

Siempre hemos escuchado este refrán, pero es que, está en lo cierto, ya que del cerdo ibérico podemos degustar todas las piezas que de él se extraen.

Casi todos conocemos, o todos conocemos la carne de cerdo, pero no siempre de la zona de la que proviene cada una de las partes que podemos comer, es habitual conocer o saber qué es el solomillo o el lomo por ejemplo, al igual que sabemos qué parte del cerdo son los jamones o las paletas.

PARTES DEL CERDO IBÉRICO

Del cerdo ibérico son muchas las partes que podemos degustar:

  • Solomillo: es el músculo que encontramos en la cavidad abdominal del animal y parte baja del espinazo.
  • Lomo: se encuentra junto al espinazo, debajo de las costillas y es una de las piezas nobles del cerdo.
  • Pluma: situada junto a la bola y en la zona posterior del lomo.
  • Bola o presa: esta pieza forma parte del cabecero del lomo y se encuentra junto a la paleta.
  • Cruceta: la encontramos cerca de las patas delanteras y se sitúa en la parte interna del lomo.
  • Magro se extrae de los dos lados inferiores de la mandíbula del cerdo.
  • Cabecero: lo encontramos en la zona dorsal del cuello del cerdo.
  • Carrillera: esta parte la sacamos de las partes grasas de la zona de ambos lados de la cara.
  • Lagarto: pieza situada entre las costillas del animal.
  • Abanico: esta parte envuelve externamente a las costillas y la obtenemos de la zona posterior del cabecero.
  • Mollejas: es un músculo que se encuentra en el estómago y es un corte de carne de casquería.
  • Chuletero: son los músculos intercostales situados junto al diafragma.
  • Costilla: como su propio nombre indica, es la costilla del cerdo.
  • Panceta: es la zona que se encuentra entre la piel del cerdo y las capas que se encuentran bajo los músculos ventrales.
  • Tocino: la parte grasa que recubre la espalda del cerdo.

 

Todas estas partes del cerdo podemos disfrutar degustando, ya que además de ricas por su sabor y su jugosidad, tienen un alto valor nutritivo para incluir en nuestra dieta.

Además, desde El Rubio, criamos, cuidamos y alimentamos a nuestros cerdos de modo que sus carnes obtengan una calidad excepcional para su posterior consumo.

 

¿Te apetece saber más sobre El Rubio y el ibérico? No lo pienses más y síguenos en nuestras REDES SOCIALES INSTAGRAMFACEBOOK.

 630 total views

 629 total views