¿Qué ocurre con el cerdo ibérico en la temporada estival?

 

Como ya sabemos, el cerdo ibérico El Rubio, vive en libertad en nuestras diferentes fincas, donde come y crece hasta que llega el momento de su sacrificio. La cuestión es ¿qué ocurre con el cerdo ibérico en la temporada estival?

 

En los meses de calor, hay escasez de comida en las dehesas, algo positivo para la cría del cerdo, porque durante los meses de montanera, ingiere mucho alimento, produciendo una sobre ingesta. Este animal, al no ingerir las mismas cantidades de alimento que durante los meses de otoño-invierno, toma forma pero sin añadir grasa a su cuerpo.

La temporada de verano es muy buena para la vida del cerdo, puesto que es una época en la que sus músculos y huesos sufren un mayor desarrollo. Hay una expresión famosa de los ganaderos del porcino; “dejar que el cerdo estire”, que se refiere a que en esta época del año, el cerdo quema la grasa acumulada de los meses anteriores.

 

Que durante los meses de verano el cerdo ibérico (de bellota) se encuentre en esta situación, hace que el animal alcance su peso ideal más lentamente y tenga un desarrollo morfológico y óseo más adecuado.

 

En la temporada estival, debido a las altas temperaturas, el animal pasa el día buscando la sombra y las charcas o riachuelos de la dehesa para poder refrescarse. Porque recordemos, el cerdo no posee glándulas sudoríparas, lo que hace que necesite estar fresco.

 

Si quieres enterarte de todas las novedades de nuestro Blog, suscríbete a nuestra NEWSLETTER y para no perderte nada en el día a día, síguenos en nuestras redes sociales, INSTAGRAMFACEBOOK .

 182 total views

 181 total views