MOLLEJAS AL VINO BLANCO.

 

Muchos os preguntaréis de dónde vienen las mollejas y qué parte del cerdo es. Pues bien, las mollejas, o castañetas como también podemos escuchar llamarlas, son un corte de carne de casquería, es decir, vísceras y otras partes comestibles del animal que normalmente se desechan. 

Las mollejas, en el caso del cerdo, son glándulas salivares y pueden ser de cuello o de corazón, las más preciadas. En concreto, es una glándula llamada timo, que está situada en el pecho, delante de la tráquea.

Una vez introducidos aquí, sabiendo que son y de donde vienen, procedemos con la receta de nuestras mollejas, para lo cual, necesitaremos lo siguiente:

INGREDIENTES:

  • 2 cebolletas
  • 20 mollejas
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de caldo de carne
  • 250 ml de vino blanco
  • 1 limón
  • Perejil
  • AOVE
  • Sal
  • Pimienta

 

Ya tenemos los ingredientes, ahora, podemos comenzar:

 

1º Picamos las cebolletas y con una cucharada de AOVE las doramos en una sartén.

2º Añadiremos las mollejas a la sartén y marcamos.

3º Junto con las mollejas y las cebolletas picadas, echaremos el caldo de carne hasta que veamos que se reduce a la mitad.

4º Salpimentamos al gusto.

5º Añadimos el vino blanco a nuestra sartén y lo mantendremos a fuego medio hasta que se reduzca y la carne esté tierna.

6º Mientras tenemos la carne en la sartén, en un mortero machacamos los ajos, sin pelar, con un poco de AOVE, el perejil picado y el zumo del limón.

7º Cuando ya tengamos lista la carne, emplatamos y le añadimos el aliño.

 

Ahora que ya tenemos nuestras mollejas al vino blanco y el plato listo, ¡¡podemos sentarnos a degustar esta sabrosa y fácil receta!! Ahora solo queda un buen acompañamiento para comer esta parte tan buena del cerdo y disfrutar de su sabor y jugosidad.

Visita nuestro BLOG y descubre más sobre El Rubio y síguenos en nuestras REDES SOCIALES.

 132 total views

 131 total views